No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley.
Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.
La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre.

Sigue nuestra transmisión en vivo

Escuchanos-en-vivo-tunein

cansado

Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio.